El amianto existía en las tripas del Metro

    Alfonso Blanco, delegado de CCOO y trabajador de Metro ha ofrecido una visita guiada a políticos de Podemos, IU y Equo y periodistas de diferentes medios por los Talleres Centrales de mantenimiento de Metro de Canillejas, en la que ha relatado cómo trabajaron durante años con piezas de amianto sin conocerlo y ser avisados por la compañía.

    20/06/2018.
     Alfonso Blanco, muestra las piezas donde había amianto

    Alfonso Blanco, muestra las piezas donde había amianto

    Alfonso , con 28 años dedicado al mantenimiento de ciclo corto, ha explicado que durante quince años han manipulado, limado, limpiado y transportado decenas de piezas de amianto --hasta ahora han encontrado 72--.
     
    Como consecuencia de ello ha muerto un empleado de Canillejas y otras tres personas han contraído la enfermedad por el tumor que provocan las fibras de asbesto, el último un técnico de escaleras diagnosticado hace solo unas semanas.
     
    También sospechan que otros dos trabajadores, fallecidos en 2017 y 2013 por cáncer de pulmón, pudieran haber estado en contacto con fibrocemento. Y auguran, según estudios consultados, que se irán conociendo en los próximos años más casos porque la enfermedad se detecta tras 20 ó 30 años de exposición.
     
    Blanco, además, duda de las pruebas que les han realizado 'a posteriori' desde la compañía, y han apostado por hacerla externamente, ya que consideran que los trabajadores que creen que se han visto afectados necesitan un TAC de alta resolución y una espectometría completa.
     
    Durante la visita, ha ido mostrando dónde se encontraban los materiales con amianto presentes en algunos trenes de las líneas 1, 5, 6 y 9 del Metro. "La Consejería de Transportes se comprometió a tener desamiantado todo a finales de 2019 pero no le va a dar tiempo", ha augurado.
     
    El empleado de mantenimiento de ciclo corto ha explicado gráficamente cómo limpiaban sin ningún tipo de mascarillas piezas con amianto, trasladando el polvo al ambiente de trabajo. "Nosotros no lo sabíamos, pero la empresa sabiéndolo no nos dijo nada. El problema es que no han hecho los deberes. Hemos estado trabajando sin formación ni información", ha criticado.
     
    En la misma línea, el delegado de Prevención Sergio Hoyuelos ha explicado que Metro de Madrid "ha actuado con 10 años de retraso y solo cuando Inspección de Trabajo se lo ha exigido". "Las 70 piezas encontradas solo son solo la punta del iceberg. No estamos al 100 por cien seguros", ha dicho.
     
    Por su parte el secretario de CCOO en Metro de Madrid, Juan Carlos de la Cruz, se ha mostrado "preocupado" por los trabajadores que han visto reconocida su enfermedad profesional. "Tenemos firmado en el convenio colectivo una póliza de seguro de vida para tener una garantía de posibles enfermedades o fallecimientos en nuestra vida laboral pero desde la Ley de Presupuestos llevamos varios años que nos la están negando. En el caso del fallecido por amianto los familiares no van a tener el derecho de recoger lo que por ley les corresponde".
     
    También han exigido a la Dirección de la empresa que no "haga pasar por un calvario judicial de muchos años" a los trabajadores que ya tienen reconocida esa enfermedad profesional "y están solicitando que de buena voluntad se negocie".
     
    "Hay un decreto presentado en el Congreso donde están hablando de posibles indemnizaciones por enfermedades profesionales y coeficiente reductor por haber manipulado estos elementos durante años de vida laboral. Esperemos que los políticos de Metro los familiares afectados gravemente no tengan que pasar por el calvario judicial para cobrar el recargo de prestaciones y la indemnización que le corresponde al trabajador afectado", ha solicitado.
     
    Juan Carlos, ha denunciado que por el momento no han obtenido respuesta de Metro de Madrid y que no quieren seguir perdiendo el tiempo en las comisiones. "Queremos que ante esta situación nos den una respuesta y no solo nos reúnan con buenas palabras para decirnos qué van a hacer. Ahora solo se hace a requerimiento de Inspección de Trabajo. Tenemos cinco requerimientos, cuatro diligencias y dos actas de infracción. No queremos continuar judicializando todo esto", ha concluido.
     
    Para finalizar anunció una nueva jornada de paros para el próximo miércoles 27 de junio, con el objetivo de reivindicar "reconocimientos médicos voluntarios y continuados". Considera que un solo estudio no es suficiente para diagnosticar la enfermedad a tiempo y recuerda que el desarrollo de la misma puede producirse hasta 30 años después de la exposición al material.
     
     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.