En lucha por el futuro

    La dirección de IMBISA ha decidido abrir expediente disciplinario por falta grave al personal de todo un taller con motivos injustificados. Semejante barbaridad sólo se le puede ocurrir a una dirección que o desconoce por completo en qué consiste el proceso productivo, o, aún conociéndolo, quiere imponer el gobierno del miedo y de paso aligerar el peso de sus propias responsabilidades traspasando las culpas a los trabajadores. Y en realidad son las dos cosas.

    29/10/2018.
    IMBISA, imprenta de billetes

    IMBISA, imprenta de billetes

    El nefasto equipo directivo de IMBISA está compuesto por herencias y nuevas adquisiciones. Por un lado, oportunistas que, al reclamo del renombre del Banco de España, no dudan en emplearse sin riesgo ninguno en segar para su propio beneficio las ventajas que ofrece una actividad industrial segura, con futuro y excelente rendimiento social, con un indisimulado desprecio hacia los empleados públicos y sus derechos, de los que ellos mismos se aprovechan. Por otro, los que llevan decenios parasitando el sistema público sin asumir responsabilidades por sus errores, aficionados a las bravatas, que se dedican a pasar factura a los trabajadores de antiguos rencores sin sentido. Ambos comparten un único objetivo, tapar la mierda y mantenerse en el sillón.

    ¿Cuándo va a asumir el Banco de España que no es el cliente, sino el propietario, responsable último de todo lo que ocurre? ¿Cómo es posible que, después de tres años, siga confiando la gestión de la tercera mayor imprenta pública de billetes en Europa a este equipo directivo que está liquidándola? ¿Cómo es posible que el equipo técnico se encuentre desesperado y desanimado, anulado por no ser tenidas en cuenta sus propuestas e iniciativas? ¿Cuándo el Banco de España va darse cuenta de que los trabajadores y trabajadoras de IMBISA somos auténticos profesionales de la fabricación de billetes y queremos seguirlo siendo, que queremos futuro para nuestros empleos y tenemos que ser parte principal del proyecto de nueva imprenta, aliados necesarios en su defensa? ¿Cuál es realmente el proyecto de futuro del Banco de España para IMBISA?

    A pesar del avance de lo digital, el efectivo sigue teniendo futuro. Con una razonable carga de trabajo asegurada, IMBISA tiene todo lo necesario para seguir formando parte del sector público de impresión de billetes euro en el formato de imprenta interna de un banco nacional, para mantener su estatus y mejorarlo: profesionales cualificados y capacidad de inversión.

    El recurso en primera instancia y de forma reiterada a los expedientes disciplinarios son una medida intolerable además de ineficaz, una provocación desmedida, un absoluto desprecio a la profesionalidad de los trabajadores. Porque hoy han sido los de la Calco, pero mañana puede ser cualquier otro colectivo, sin dejar de señalar el hecho significativo de que haya tres miembros de la representación sindical implicados, un ejemplo más del estilo antisindical que se ha implantado desde que el Banco de España es el dueño.

    No existen motivos para mantener la imprenta de billetes española en la situación actual de miseria. El Banco de España conoce de sobra la situación y, si no toma medidas para corregirla, será el máximo responsable de haber destruido una actividad industrial centenaria y puntera. Sin plantilla estable, sin procesos formativos, sin reconocimiento de funciones, sin relevo generacional, sin proyectos de investigación y desarrollo, esta dirección nos deja sin futuro.

    No consentiremos agresiones contra nuestros empleos, nuestra profesionalidad y dignidad. Saldremos a la calle a luchar por el futuro. El conflicto está servido.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.