La calle clama contra la violencia machista

    Miles de personas se manifestaron ayer en Madrid para denunciar y mostrar su repulsa a la violencia machista en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Desde Cibeles hasta la Puerta del Sol las calles de la capital se tiñeron de morado en un clamor contra la violencia de género al que CCOO Madrid también se sumó. Durante el recorrido de la manifestación pudieron escucharse consignas como “Madrid será la tumba del machismo”, en una grito continuo a favor de las mujeres libres, vivas y unidas.

    26/11/2018.
    Cabecera de la manifestación

    Cabecera de la manifestación

    Miles de mujeres ataviadas con tambores, banderas, pancartas y gargantas afinadas desfilaban hacía la plaza de Cibeles en Madrid, lugar en el que han sido convocadas para iniciar la marcha de este domingo 25 de noviembre, Día internacional para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres.

    Antes del inicio de la marcha, en las calles circundantes, se podían distinguir aquellas que se dirigían a la convocatoria para reclamar el fin de una lacra que en 2018, sólo en España, se ha saldado la vida de 44 mujeres y tres menores.

    La manifestación ha arrancado a las 11:30, en un ambiente puramente reivindicativo, bajo pancartas en las que se podía leer "no más muertes por ser mujeres", "por ti y por todas: no toleres el maltrato" o "la violencia en el hogar se propaga más allá".

    La segunda parte del manifiesto ha apuntado a los cómplices de la violencia: los jueces y fiscales que no protegen a las denunciantes, los medios de comunicación acríticos o los responsables políticos, religiosos o culturales que la fomentan: “No nos hallan muertas, nos están asesinando”.

    Por ello, han exigido a gobiernos y administraciones que se incluyan todas las violencias en el Pacto de Estado (pero con “dotación económica” y no solo con palabras), una reforma judicial que desarrolle los juzgados especializados, que se implemente el Convenio de Estambul, que se acabe con la brecha salarial, que no se dé la custodia a los padres maltratadores y que se ponga en marcha una auténtica política de prevención en el sistema educativo, entre otros muchos puntos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.