“Los bomberos compramos con nuestro dinero material de protección”

    “Es la situación más excepcional que he vivido nunca”, asegura David Gómez Herrador, secretario general de CCOO de la sección de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Ni los atentados del 11-M, en 2004, ni el gigantesco incendio de la Torre Windsor, que devoró en 2005 un edificio de 32 plantas en Azca, afectaron como lo ha hecho la pandemia del Covid-19 al funcionamiento del cuerpo de prevención y rescate más popular entre la ciudadanía.

    14/04/2020. Publicado en Madrid Sindical la web
    David Gómez, bombero del Ayuntamiento de Madrid y delegado de CCOO

    David Gómez, bombero del Ayuntamiento de Madrid y delegado de CCOO

    Los bomberos están preparados para actuaciones muy aparatosas y dramáticas, que aunque requieren puntualmente de muchos recursos, se desarrollan en un periodo muy corto de tiempo. “Nada que ver con lo que significa una pandemia cuyas consecuencias pueden dilatarse durante meses”, puntualiza David Gómez, y de ahí su preocupación respecto a que las medidas para contener el coronavirus, como la del confinamiento, se alarguen o incluso se endurezcan.

    El cuerpo de Bomberos de la ciudad de Madrid cuenta con una plantilla en torno a los 1.400 efectivos, de los que 330 están afiliados a CCOO. Como delegado sindical, Gómez Herrador ha tenido que lidiar con el caos en las órdenes de los mandos cuando se decretó el estado de alarma y que de un día para otro modificaron de forma radical muchos de los procedimientos de actuación. “Fue abrumador”, comenta. Tantos cambios más la falta de equipos de protección individual (EPI) y la imposibilidad de guardar la distancia de seguridad entre ellos en determinadas situaciones -por ejemplo, en el vehículo, cuando acuden a un siniestro van sentados unos junto a otros- les provoca un gran estrés.

    “Al principio, cuando empezaron a dictar las instrucciones no las podíamos cumplir porque carecíamos del material adecuado. Los propios bomberos compramos con nuestro dinero parte de ese material, cuando todavía se podía comprar. A día de hoy aún no hay una instrucción que diga que es obligatorio llevar mascarilla en el parque, sólo cuando vamos a hacer una intervención, y las distancias de seguridad están confusas. Nos preocupa contagiarnos y llevar el virus a casa”.

    Donaciones

    CCOO ha conseguido donaciones por parte de grandes superficies de hasta 20.000 euros en material de limpieza y desinfección, además de cuatro mil litros de gel higienizante y termómetros multifunción. “Intentamos aportar todo lo posible para que los trabajadores tengan las mejores condiciones para realizar su labor”, explica David Gómez.

    No hay cifras oficiales sobre contagios. Los test a la plantilla de bomberos se iniciaron a principios de abril y, según datos externos, en una semana se realizaron 500, con un resultado de 30 positivos. Los responsables de Bomberos han optado por hacerlos fuera de la jornada laboral y con carácter voluntario y CCOO lo ha denunciado. “No estamos de acuerdo porque entendemos que para que sea efectivo debería ser obligatorio entre todo el personal y dentro de la jornada laboral, como se está haciendo en Policía Municipal”, defiende el delegado sindical.

    Vecinos y vecinas, a veces familiares, se encargan de dar la voz de alarma cuando entienden que el silencio en el piso contiguo es sospechoso

    Más muertes en domicilios

    El hecho de que las entradas en domicilios para rescatar gente enferma o fallecida se haya incrementado un 60% durante el último mes es revelador de los cambios en el tipo de intervenciones de los bomberos en esta emergencia sanitaria. Es también la tarea más dura a la que se enfrentan. Vecinos y vecinas, a veces familiares, se encargan de dar la voz de alarma cuando entienden que el silencio en el piso contiguo es sospechoso. “Somos los que estamos en primera línea, bomberos, policías, sanitarios, quienes vemos a los muertos”, señala David. “España tiene una población muy envejecida y la pandemia está haciendo mucho más visible la soledad de nuestro mayores. Ojalá sirva para que tomemos conciencia colectiva de este problema”.

    También los suicidios, o precipitados, parece que han aumentado. “En Madrid hay muchas tentativas de suicidio, pero antes del confinamiento la mayoría de las veces llegábamos a tiempo. Y ahora da la sensación de que en muchos casos llegamos tarde. Si la incertidumbre a una persona sana le afecta imagínate a quienes son vulnerables y se sienten solos y desamparados”.

    “Los suicidios han aumentado. La incertidumbre afecta mucho a personas que se sienten desamparadas”

    El cuerpo de Bomberos de la ciudad de Madrid tiene unos 1.400 efectivos, de los que 330 están afiliados a CCOO

    Otras labores requeridas y que antes no eran habituales son las desinfecciones en residencias de mayores y centros públicos en Colaboración con la UME (Unidad Militar de Emergencias) y trabajos relacionados con la instalación de tuberías para los gases médicos cuando se habilitan nuevos espacios hospitalarios, como el de IFEMA.

    Finalmente, David Gómez advierte del incumplimiento del decreto de la Alcaldía que establece un mínimo diario de 231 bomberos en la ciudad de Madrid. “En el mes de marzo la media diaria ha sido de unos 160 efectivos, que no llega al 70% de la cifra de referencia. No se puede cumplir por la falta de plantilla que sufrimos desde hace tiempo”.

     

    Publicado en Madrid Sindical la web 

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.