El SER de Madrid se concentrará ante la Delegación del Gobierno harto de agresiones

  • Lunes 28 de octubre entre las 12 y las 13 horas ante la Delegación del Gobierno de Madrid
  • 2 agresiones, una muy grave, el jueves 16 de septiembre, colman la paciencia del sector

El Servicio de Estacionamiento Regulado de la capital lleva años solicitando medidas para paliar las agresiones. Se concentrarán ante la Delegación de Gobierno de Madrid, en la calle Miguel Ángel, nº 25 el próximo lunes 28 de octubre entre las 12 y las 13 horas bajo el lema: “Basta de agresiones. Estamos trabajando”. La idea de la concentración parte de los sindicatos mayoritarios del sector, CCOO y UGT, a los que se han sumado el resto de organizaciones sindicales de las distintas empresas.

22/10/2019.
SER

SER

Este colectivo que no han parado de reivindicar una consideración de autoridad pública dentro de su horario laboral, no puede, ni quiere seguir consintiendo agresiones impunes donde es tan barato pegar.

Amaya Amilibia Ortiz, Coordinadora del SER de Madrid, argumenta con respecto al reconocimiento de “autoridad pública”: “Esto es algo que ya tienen reconocidas otras profesiones, como los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, profesionales de la sanidad o profesionales de la educación. Es una iniciativa que servirá para reducir el número de ataques que reciben los profesionales de este sector en el ejercicio de su función pública”.

Con esta condición reconocida, quienes agredan a un/a trabajador/a del SER durante su trabajo, tendrán una pena mayor. Así mismo, será consecuentemente objeto de reconocimiento la presunción de veracidad en la declaración de los hechos que constaten las personas agredidas, siempre y cuando se formalicen por escrito en documentos que cuenten con los requisitos legales que la normativa de aplicación en cada caso pueda exigir.

El SER de Madrid lleva años reclamando protección, tanto a las empresas, como al Ayuntamiento de Madrid, pero las agresiones se siguen produciendo. Una de las demandas más solicitadas sigue siendo conseguir reconocimiento de autoridad para que se reduzcan las agresiones, dotando a la figura de controlador/a de un respeto impuesto para que quienes agreden se lo piensen dos veces.

Para llegar a este reconocimiento hace falta que la ley de autoridad de controlador/a exista y esto implica que las faltas contra su figura tendrán una consideración más grave.

Amilibia concluye: “Las empresas no son las encargadas de redactar leyes, y las solicitudes al Ayuntamiento desvían la potestad al Ministerio del Interior, pues bien, llegamos hasta la Delegación del Gobierno con la finalidad de que atiendan esta reivindicación histórica: “Basta de agresiones. Estamos trabajando”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.