El ERTE de Aena es injusto, éticamente reprobable y políticamente inaceptable

    Curiosamente, la empresa pública con mayores beneficios es la única que acude a un ERTE para cargar gastos al Estado.

    29/05/2020.
    AENA

    AENA

    CCOO ha mostrado su rechazo al ERTE llevado a cabo por Aena, la empresa pública gestora de los aeropuertos, que afecta a 24 trabajadores y trabajadoras con contratos fijos discontinuos de los aeropuertos estacionales. Es un despropósito llevar a cabo este ERTE en un momento en que se está impulsando la recuperación operativa de los aeropuertos.

    El sindicato hace un llamamiento a la dirección de Aena para lleve a cabo una gestión ética y responsable socialmente, se aleje de posiciones exclusivamente mercantilistas y cumpla con la responsabilidad que tiene como gestora de un servicio público tan importante para el desarrollo económico y social del país.

    En este sentido, exige a la dirección del gestor aeroportuario que proceda de manera inmediata a la contratación de los trabajadores y trabajadoras en situación de ERTE. Para tratar de lograrlo, CCOO iniciará una ronda de contactos con el Ministerio de Fomento, de quien depende Aena.

    Aena tiene más de 1.400 millones de beneficios y tiene pendiente el reparto de casi 1.200 millones entre los accionistas. En una empresa de la que el Estado mantiene el 51% de las acciones, es éticamente reprobable que se transfiera ni un solo euro de los gastos a los servicios públicos de empleo, especialmente en un momento en que sus recursos son más necesarios que nunca para atender las necesidades de miles de trabajadores y trabajadoras de empresas en verdadera situación de necesidad.

    La decisión de Aena de aplicar un ERTE es políticamente inaceptable en un contexto en que las compañías con beneficios, solidez financiera y expectativas de vuelta a la normalidad deben asumir un compromiso con el conjunto de la sociedad, los empleos y la reactivación económica. Además, es especialmente grave que esta situación se produzca en una empresa dependiente directamente del Ministerio de Fomento, que con esta decisión pone en grave riesgo la temporada turística en Illes Balears.

    El sindicato muestra su preocupación por la deriva en la gestión de la empresa pública desde que el Partido Popular privatizó el 49% en 2015, ya que priman más los beneficios de los inversores privados que el interés general en la prestación de un servicio público y en el desarrollo económico y social de un sector tan importante para la economía y el empleo.

    En este sentido, abordará con el ministerio las consecuencias que la gestión de Aena está teniendo para el conjunto del sector aéreo y de servicios turísticos y en especial para los empleos de las muchas empresas subcontratadas, donde se están imponiendo condiciones incompatibles con el mantenimiento del empleo y la prestación de un servicio público seguro y de calidad.

    De igual modo, se debería recuperar la titularidad 100 % pública de Aena, que debe convertirse en garante del servicio público de derecho a la movilidad y a la vez en un motor económico al servicio de la sociedad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.