Telefónica debe liderar el reto empresarial y social del teletrabajo

    Se está escribiendo largo y tendido, en los últimos tiempos, tanto dentro de la empresa como fuera (los medios de comunicación se hacen eco), desde un punto teórico como practico de las implicaciones que tendrá el teletrabajo en la nueva realidad una vez quede superada la era COVID.

    12/06/2020.
    Teletrabajo

    Teletrabajo

    Y es más, el propio Gobierno, consciente de los cambios que esta modalidad de trabajo puede producir en el mapa del trabajo, ha constatado su intención de legislar una base sobre la que sustentar la lógica negociación colectiva que deberán de abordar cada una de las empresas, en función a su volumen, sector de incidencia, margen de inversión, ….

    En CCOO, como no puede ser de otra manera, todas las estructuras desde la Confederación hasta la más pequeña de las secciones sindicales de empresa están inmersas en un proceso de información y formación sobre el teletrabajo, que deriva en toda una batería de premisas y consignas desde el punto de vista de la acción sindical, básicamente coincidentes.

    Bajando a lo cercano, los delegados y delegadas de CCOO de todo el territorio estatal, estan trabajando hace semanas en recabar y estructurar los principales aspectos que se deberían implementar en el actual acuerdo de teletrabajo, reflejado en el anexo 5 del II CEV, que por cierto, es de los mejores y más visitados como ejemplo de negociación por el resto del tejido productivo tanto dentro como fuera de España.

    Así pues, las conclusiones obviamente matizadas y tamizadas en el debate interno recogen básicamente que las bases que sustenten la posibilidad de un nuevo Acuerdo deberán sostenerse sobre los pilares de la Voluntariedad, Universalidad y Reversibilidad.

    Ha llegado la hora de exigir a Telefónica que una vez demostrado que en días se pasó de tener en torno a un 15 % de personas trabajadoras a un 95% en modalidad de teletrabajo, por causas de fuerza mayor, con la eficacia y el éxito demostrado por parte de las plantillas, no existe excusa alguna para no abordar un modelo Universal, donde no haya trabas a la concesión y el concepto de premio/castigo, lamentablemente asociado en múltiples ocasiones a los criterios, sea erradicado de manera definitiva.

    El sindicato no quiere terminar sin recoger también nuevos debates que se deberán abordar en torno a la dotación, prevención de riesgos laborales, formación, segundas residencias o posibles compensaciones, entre otros asuntos.

    Para CCOO una cosa es clara, los equipos y su mantenimiento han de correr a cargo del empleador, la conectividad y su sostén para aquellos que teletrabajen no debe ser una carga única sino compartida, la salud tanto física como psíquica (con los riesgos que puede conllevar situaciones de aislamiento laboral) serán eje indispensable sobre el que edificar con garantías el nuevo modelo, el registro horario o la desconexión digital estarán en nuestra hoja de ruta con la vista puesta en mejorar lo que ya es bueno.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.