La Comunidad de Madrid combate la COVID19 con medidas de segregación

    Las últimas medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid, para restringir la movilidad en las 37 zonas básicas de salud, son a todas luces escasas, tardías y discriminatorias, pero sobre todo estigmatizan a determinadas zonas de la comunidad que han sido olvidadas y menospreciadas durante décadas por los distintos gobiernos de la Comunidad de Madrid.

    21/09/2020. César J. Pérez Gómez. Secretario de Comunicación FSC Madrid
    Manifestación

    Manifestación

    Estas medidas llegan tarde, las restricciones en la movilidad, reuniones y la limitación de aforos en determinados establecimientos deberían haberse tomado hace ya algunas semanas, cuando se constataban un aumento continuado y constante de los casos sin que la Comunidad de Madrid tomara ninguna medida, hay que recordar, que otras comunidades tomaron medidas parecidas cuando sus contagios sobrepasaban los 500 casos por cada 100.000 habitantes, mientras el gobierno autonómico toma medidas cuando los casos superan los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.


    Las medidas adoptadas estan basadas en el confinamiento de determinadas zonas, medida difícil de justificar,porque no esixte una diferencia geográfica clara entre las áreas básicas de salud, produciendo situaciones tan extrañas como calles con números confinados y otros no, o calles con una acera confinada y la de enfrente no. Se tenían que haber tomado sobre zonas geográficas claras como municipios completos, mucho más fácil de controlar y delimitar que las zonas de salud.


    Por otro lado tampoco se toman medidas sobre el centro de la ciudad que es el eje vertebrador de las comunicaciones y que es el máximo difusor de la enfermedad, con estaciones de tren de cercanías y metro atiborradas hasta la bandera.
    La Comunidad de Madrid ha antepuesto claramente los intereses económicos a los sanitarios, un ejemplo de ello es que se mantengan abiertos locales como las casas de apuestas mientras se cierran parques, es ilógico que una persona confinada pueda tomar cañas en la barra de un bar en su lugar de trabajo, pero en su barrio, por ejemplo.


    El gobierno autonómico no ha mejorado nada desde la primera ola en los aspectos que a todas luces son claros para remitir la pandemia y que además otras comunidades autónomas ya han tomado. Esto se refleja por ejemplo en el número de rastreados, claramente insuficientes muy por debajo de lo que Organización Mundial de la Salud recomienda 2600, aun con el anuncio de hoy en el que comunidad comunica que llegaran a los 1200 rastreadores.

    Así mismo el nulo refuerzo de la Atención Primaria , los números centros cerrados y la escasez de personal suficiente en el resto de centros para atender presencialmente a la ciudadanía y a las desbordada atención telefónica.

    Junto a esto habría que hablar del tiempo en comunicar los resultados de las PCR, mientras otras comunidades autónomas lo comunican en el mismo día, la Comunidad de Madrid tarda hasta 3 días, lo que supone una demora excesiva que no hace si no aumentar los casos.


    Por todo ello, las medidas de la Comunidad de Madrid, no contribuirán a frenar la expansión de la pandemia, más bien todo lo contrario y nos abocan a un escenario muy preocupante, es hora de que adopten medidas no segregadoras si no realmente útiles y eficaces, pero está claro que el gobierno de la comunidad no las quiere tomar, porque su única preocupación es el número de contagiados que entra por el aeropuerto de Barajas con una sola terminal abierta y sin apenas vuelos.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.