FSC-CCOO Madrid | 1 de octubre de 2023

CCOO reprueba las declaraciones del subsecretario de Cultura y Deporte

    En respuesta a la pregunta en sede parlamentaria sobre la situación del servicio público en museos estatales, sus explicaciones imprecisas menospreciaron al personal de museos que trabaja directamente de cara al público. Confuso en sus explicaciones, erró en el análisis de los problemas y sus causas. El sindicato exige al ministro, Miquel Iceta, una rectificación pública.

    02/11/2022.
    Imagen de la fachada del Ministerio de Cultura y Deportes

    Imagen de la fachada del Ministerio de Cultura y Deportes

    CCOO reprueba las declaraciones del subsecretario de Estado del Ministerio de Cultura y Deporte, quien en su respuesta a la pregunta del grupo parlamentario de Unidas Podemos sobre la situación del empleo público en los museos estatales, menospreció el trabajo de este personal de atención directa a la ciudadanía.

    Las palabras del subsecretario hacen ver que, además, realiza un análisis absolutamente erróneo sobre los problemas de los museos estatales y sus plantillas, partiendo de causas también equivocadas y alcanzando conclusiones que nada tienen que ver con una solución efectiva.

    Para CCOO, realiza un diagnóstico totalmente alejado de la realidad, al trasladar interesadamente la responsabilidad a trabas legales provocadas por el IV Convenio Único. De esta manera, oculta que detrás de todo está la pasividad y falta de coordinación entre el Ministerio de Cultura y Deporte y la Dirección General de Función Pública, evidenciada durante los últimos años.

    El sindicato entiende que, además, se trata de unas declaraciones inapropiadas para un subsecretario, al que se le debe exigir corrección.  Son especialmente graves las comparaciones que realiza entre las diferentes categorías profesionales del personal que trabaja en los museos estatales, minusvalorando a un importante volumen de la plantilla pública del Ministerio.

    En la declaración del subsecretario se manifiesta que la divulgación es la faceta de menor importancia en la actividad museística, cuando para CCOO es su verdadera razón de ser. La posición del Ministerio, que equivale a decir que la cultura debe estar reservada para determinadas personas privilegiadas de las élites sociales, se contrapone a su relevante papel social: su máxima preocupación debiera ser asegurar la promoción de la cultura en condiciones de igualdad para toda la población, con independencia de su situación económica.

    CCOO alerta de que no sólo es la falta de profesionales la causa de los problemas del sector, y lamenta que el subsecretario olvide las malas condiciones laborales actuales, que no ha mostrado ningún interés en mejorar y con ello garantizar una mayor estabilidad en la plantilla.

    Esto se refleja en incumplimientos como el acuerdo para compensar los días trabajados en verano, domingos y festivos, al denegar de forma reiterada los permisos aludiendo a las necesidades del servicio. CCOO exige que respeten los derechos laborales y cumplan los acuerdos.

    El sindicato recuerda que el Ministerio de Cultura y Deporte está más que cuestionado en los medios de comunicación, por hechos que ponen en mal lugar a quienes se encargan de la gestión, y que estas evidencias deben servir para enmendar su actuación, empezando por sentarse a negociar y acordar soluciones con los representantes de las trabajadoras y los trabajadores.

    CCOO exige una rectificación pública del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ya que entiende que no es posible que alguien que respalde estas nefastas declaraciones en sede parlamentaria se mantenga en la dirección del Departamento. Considera que el socialista debe tomar las medidas oportunas para que este tipo de intervenciones no se vuelva a repetir.

    El sindicato concluye reclamando un mayor respeto y preocupación del Ministerio por el personal público, de forma que se eviten mayores perjuicios al servicio público en el futuro. CCOO advierte que, además, emprenderá las actuaciones que considere necesarias para exigir medidas que resuelvan esta situación.