FSC-CCOO Madrid | 14 de julio de 2024

El poder de cambiar las cosas

CCOO muestra su satisfacción con la sentencia contra Amazon Flex

    El juzgado de lo social número 14 de Madrid declara que las personas repartidoras que trabajan para Amazon, en su división Flex, y que utilizan sus propios vehículos para el reparto son falsos autónomos.

    06/02/2023.
    Logo de Amazon Flex

    Logo de Amazon Flex

    Las buenas noticias se suceden desde ayer para el personal que trabaja mediante plataformas digitales, con una sentencia en Madrid considerando a personal de reparto como falsos autónomos, y con la Directiva Europea para mejorar las condiciones de estas personas trabajadoras.

    La primera de las noticias es la del juzgado 14 de lo Social de la capital, que ha emitido una sentencia contra la multinacional americana Amazon, que determina que las 2.166 personas dedicadas al reparto con el modelo llamado Amazon Flex (en el que utilizaban sus propios vehículos para trabajar y repartir) son falsos autónomos, por lo que deben ser laboralizados por la empresa.

    Amazon ha sido condenada por emplear como falsos autónomos a las personas que reparten, obligándolas a utilizar medios propios para el desarrollo de su trabajo, en este caso, utilizando su propio vehículo para repartir paquetes a través de una aplicación de la compañía que les indicaba cuándo y dónde repartir, así como la forma de trabajar.

    No es una sentencia novedosa, pues el juzgado se ha basado en la doctrina del Tribunal Supremo de septiembre de 2020, que determinó que “los repartidores de Glovo tenían una relación laboral con la compañía, lo que supone un nuevo caso de utilización de falsos autónomos por parte de plataformas digitales”.

    La sentencia se conoció ayer, 2 de febrero, y coincidió con la aprobación de la Directiva aprobada en el Parlamento Europeo, que, dando un paso más, comienza las negociaciones sobre las nuevas medidas para mejorar las condiciones de las personas trabajadoras de las empresas y plataformas digitales para tratar de acabar con el falso trabajo por cuenta propia y la precariedad en esta nueva organización del trabajo.

    Con la sentencia de Amazon se pone de manifiesto que España va por delante de la Directiva aprobada por Europa, en buena medida debido a la presión ejercida por CCOO que conllevó que se hiciera una Ley Rider que ha servido para dar reconocimiento a la laboralización a estos modelos de empleo, y que se hayan coordinado acciones posteriores para que las personas afectadas por la precarización de esta nueva organización del trabajo puedan reclamar sus derechos.

    La misión sindical es la protección de las personas trabajadoras, de sus derechos laborales y de sus garantías sindicales. La digitalización del trabajo no debe suponer ninguna nueva realidad incompatible con la regulación laboral. La realidad cambia y evoluciona, pero siempre existe encaje en la norma para preservar el estado de derecho y los deberes de una sociedad democrática y corresponsable.