FSC-CCOO Madrid | 14 de julio de 2024

El poder de cambiar las cosas

La huelga indefinida del personal funcionario continúa en Justicia pese al adelanto electoral

    30/05/2023.
    justicia

    justicia

    Conocido por este comité de huelga el anuncio del presidente del Gobierno de convocar elecciones generales para el próximo 23 de julio, el comité de huelga quiere dejar constancia de lo siguiente:

    Primero.- Desde el 24 de enero de este año, el Gobierno de España debería haber previsto la posibilidad de que hubiera un conflicto generalizado en Justicia a partir de la huelga llevada a cabo por los Letrados/as de la Administración de Justicia y su posterior acuerdo. Al menos el Ministerio de Justicia era conocedor de que el conflicto era muy probable.

    Segundo.- Lejos de intentar solventar el conflicto de una forma global, el Gobierno de España decidió abordar los conflictos de forma separada: primero, el de los Letrados/as de la Administración de Justicia; luego, anticipando las reuniones con las asociaciones de jueces y fiscales al conflicto planteado de forma efectiva por los cuerpos generales y especiales de la Administración de Justicia.

    Tercero.- Como resultado de esta “estrategia”, la propia ministra de Justicia y sus colegas, así como otros cargos del Ministerio, orgánicos o asesores, de los Cuerpos de Letrados de la Administración de Justicia, Jueces y Fiscales han visto subidas sus retribuciones para cuando tengan que regresar a sus puestos de trabajo.

    Cuarto.- Mientras tanto, el conflicto del resto del personal de Justicia, el que menos cobra y que más trabajadores/as aporta al funcionamiento de este servicio público esencial ha quedado postergado intencionadamente por el Ministerio de Justicia, sin que hasta ahora tengamos todavía fecha y hora para la primera reunión que pueda poner fin al conflicto de forma dialogada tras más de un mes de huelgas.

    Quinto.- Por el camino, millones de ciudadanas y ciudadanos se han visto afectados por la paralización de actuaciones procesales y por la suspensión y aplazamiento de cientos de miles de juicios por meses e incluso años. El daño que se ha ocasionado a la Administración de Justicia por la soberbia de un Gobierno que se dice progresista, pero que tiene alergia a negociar con los trabajadores y trabajadoras de Justicia, según datos de los colegios de abogados y procuradores, necesitará de varios años para recuperarse.

    Sexto.-A pesar de la convocatoria de elecciones anticipadas realizada por el presidente del Gobierno, no estamos ante un Gobierno en funciones, sino ante un Gobierno plenamente activo que, sin duda, va a seguir trabajando con normalidad y proponiendo iniciativas en las próximas semanas. El Ejecutivo está en plenas facultades de sus competencias, ya que no estará en funciones hasta el día después de las elecciones del 23 de julio. Por ello, no existe impedimento legal para negociar con las organizaciones sindicales para solucionar un conflicto. De hecho, hay precedentes de acuerdos firmados con gobiernos semanas antes de unas elecciones en 2008 y en 2018.

    Por este motivo, exigimos al Ministerio de Justicia que no utilice el anuncio realizado por el presidente del Gobierno para escabullirse de su responsabilidad para con los 45.000 empleados y empleadas públicas de Justicia y para con la ciudadanía española.

    Exigimos al presidente del Gobierno que intervenga en el conflicto obligando a sus ministras a que se sienten a negociar y a buscar un acuerdo que permita satisfacer a ambas partes y poner fin a la huelga indefinida. En este sentido, este martes se registrará un escrito del comité de huelga al presidente del Gobierno reclamando su intervención y uno similar se dirigirá a la vicepresidenta Yolanda Díaz, como representante de la otra parte del Gobierno de coalición.

    Ciertamente, la LOEO y el resto de leyes de eficiencia pendientes de tramitación en el Congreso decaerán con la publicación del decreto de disolución de las cámaras, pero todavía existe un punto de nuestras reivindicaciones que el Ministerio de Justicia, y el Gobierno en general, no pueden obviar.

    Después del acuerdo con las y los letrados y con las y los jueces y fiscales, existe un clamor unánime de dignidad profesional del personal de Justicia, que tiene que ver con las funciones que realmente ser realizan en las oficinas judiciales y que no se cobran. Estas funciones, sin duda, no se van a realizar más si no hay ese reconocimiento legal y retributivo lo que va a derivar en mayores retrasos en la Administración de Justicia.

    En manos de este Gobierno, todavía en activo, está arreglar este problema latente desde hace varios años y, para ello, tiene la oportunidad de demostrar que, lejos del clasismo mostrado por la ministra de Justicia y su equipo hasta la fecha, se trata de un Gobierno dialogante, progresista que apuesta por la cultura del acuerdo en vez del conflicto tal y como dijo la ministra de Justicia en la reciente I Cumbre Mundial de Mediación celebrada la semana pasada en Valladolid.

    Y la mejor forma de demostrarlo es convocar una reunión con un calendario de negociación que permita una solución acordada a este conflicto que está afectando a millones de ciudadanos/as y profesionales de la Justicia. Así se lo volveremos a solicitar a la ministra de Justicia por escrito este mismo martes.

    Mientras tanto, el Comité de huelga hace un llamamiento al personal de Justicia para que mantenga las medidas de presión que se convoquen por el comité de huelga o por los sindicatos convocantes a nivel local y la huelga indefinida como la máxima expresión de las mismas.