FSC-CCOO Madrid | 5 de marzo de 2024

Huelga indefinida en los Centros Municipales de Atención a la Infancia y de los Programas de Atención a la Infancia del Ayuntamiento de Madrid

    Después de dos años reclamando que se cambien las condiciones miserables que tienen las trabajadoras de la empresa concesionaria, Grupo 5, un fondo buitre

    11/07/2022.
    Trabajadoras del Grupo 5 esta mañana frente al Área de Servicios Sociales y Bienestar del Ayuntamiento de Madrid

    Trabajadoras del Grupo 5 esta mañana frente al Área de Servicios Sociales y Bienestar del Ayuntamiento de Madrid

    La mitad de los Centros de Atención a la Infancia (CAI) del Ayuntamiento de Madrid cuentan con plantilla externalizada y gestión privada a manos de Grupo 5, un “fondo buitre”. Las condiciones laborables de esta plantilla son miserables, llevamos 2 años de movilizaciones y paros parciales reclamando dignidad y mejoras, pero la empresa -de beneficios millonarios- no se aviene a razones, por lo que a partir del 8 de julio hemos decidido ponernos en huelga indefinida hasta alcanzar una solución.

    Realizamos servicios públicos de una naturaleza extraordinariamente sensible y delicada, valoramos situaciones de riesgo para la infancia, emitiendo informes y propuestas relativas a la guarda y tutela de niños, niñas y adolescentes, y acudiendo a sede judicial (sin cobertura por parte de la empresa), abordando diariamente situaciones altamente traumáticas de las familias madrileñas (emocional, psicológica, económica y/o socialmente) y somos la cara del Ayuntamiento de Madrid en lo que a infancia en riesgo se refiere. 

    Esta plantilla feminizada y precarizada sufre el desprecio del tándem que forman el Ayuntamiento de Madrid -como responsable y titular municipal del servicio- y Grupo 5 – empresa “fondo buitre” en su gestión-. El Comité de Empresa de CCOO lo resumimos así: “cuando la infancia es devorada por los buitres”

    Familias y menores perjudicados

    Grupo 5 tuvo beneficios de 37 millones de euros en 2018-19, pero sus profesionales de los CAI  llevamos 6 años con el salario congelado, cobramos un 15% menos que el resto de plantilla externalizada y un 45% menos que el personal municipal de iguales funciones, afrontamos una elevada rotación (en torno a un 40%), una muy deficiente cobertura de las bajas e inestabilidad en los equipos, además de tener grandes dificultades de conciliación... Todo ello repercute y afecta directamente a las familias y menores con quienes se trabaja.

    La empresa no ha facilitado las cuentas económicas de los últimos años, pero presuponemos muy buenos resultados visto el importante volumen de negocio con el Ayuntamiento de Madrid durante la pandemia (Zendal, Campaña de Frío, Samur Social… a manos de Grupo 5).

    El Ayuntamiento de Madrid es consciente y promueve esta realidad con su política de privatizaciones, con su deficiente elaboración de los pliegos de condiciones (olvida las cláusulas sociales, no garantiza ratios suficientes de profesionales…), no frena la entrada de fondos buitres en los servicios sociales y luego, los ampara durante su gestión, con un triste seguimiento del servicio, que ignora estas (y otras) realidades y su incidencia en las familias.

    El Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social plenamente conocedora del drama que se vive en estos servicios y del conflicto sostenido desde hace años ha prorrogado en las mismas condiciones uno de los contratos que sostiene este servicio (PAIEF) el otro está en ciernes (CAI) . 

     Por todas estas razones nos ponemos en huelga y decimos: ¡Basta ya! REVIRTAMOS ESTAS CONCESIONES MUNICIPALES A MANOS DE FONDOS BUITRES.