FSC-CCOO Madrid | 14 de julio de 2024

El poder de cambiar las cosas

CCOO alerta del peligro de cierre de varias jefaturas de Tráfico por falta de personal en la atención a la ciudadanía

    El sindicato denuncia que en la Jefatura Provincial de Madrid y en la oficina local de Alcorcón, el número de vacantes en puestos de atención directa a la ciudadanía supera el 60%, mientras que en Alcalá de Henares llega al 25%

    21/02/2023.
    Imágenes de la jefatura de tráfico

    Imágenes de la jefatura de tráfico

    El sindicato exige medidas para cubrir la alta tasa de vacantes, que en las jefaturas de muchas provincias puede suponer el cierre inminente de las dependencias, impidiendo así que los ciudadanos y las ciudadanas accedan a la tramitación de su documentación. Apunta a las privatizaciones, una creciente pérdida de personal y el grave deterioro de la Dirección General de Tráfico como amenazas para su utilidad como organismo encargado de la gestión vial. En la Jefatura Provincial de Madrid y en la oficina local de Alcorcón, el número de vacantes en puestos de atención directa a la ciudadanía supera el 60%, mientras que en Alcalá de Henares llega al 25%.

    CCOO advierte del riesgo de cierre inminente de varias jefaturas provinciales de Tráfico, por una falta de personal acumulada durante años que impide la atención a la ciudadanía. 

    El deterioro de la Dirección General de Tráfico como organismo autónomo que se encarga de la política vial y de la seguridad de la ciudadanía en nuestras carreteras ya se muestra como una realidad preocupante, afectando a varios ejes fundamentales que hacen peligrar su continuidad como herramienta útil para el servicio público.

    El sindicato considera crítica la situación que se vive en las jefaturas de muchas provincias del Estado, donde más de la mitad de las plazas está sin cubrir. Esto hace peligrar la atención a la ciudadanía en este servicio público, donde se realizan trámites de exámenes, licencias y permisos de conducción, matriculaciones o transferencias de vehículos, entre otros. La falta de personal en puestos de atención directa al público supone que casi el 70% de personas que trata de obtener cita previa no lo consiga, cifra que aumenta hasta el 90% cuando se trata del trámite de canje de licencia, según datos proporcionados por el propio organismo. 

    CCOO advierte de que la situación es tan grave que la propia Dirección General de Tráfico se va a ver obligada al cierre total de algunas dependencias, por lo que la ciudadanía tendría que desplazarse a otras provincias para realizar los trámites correspondientes. La organización sindical plantea la urgencia de cubrir las plazas vacantes existentes en el organismo, de forma que se pueda garantizar la seguridad vial y la atención en este servicio público, para lo que exige al Gobierno la dotación necesaria y una Oferta de Empleo Público específica para continuar en la lucha contra los fallecimientos en la carretera.

    La progresiva pérdida de personal no ha dejado de ir en aumento en la última década, suponiendo un problema de tal magnitud hasta el punto de que en casi el 60% de las provincias las oficinas de atención al público de las jefaturas de Tráfico tienen que hacer frente diariamente a la demanda ciudadana con más del 50% de los puestos de su plantilla sin ocupar. Este delicado escenario se agrava en territorios como Madrid, donde esta alta tasa de plazas vacantes crece muy por encima del citado porcentaje.

    Por otro lado, también resulta necesario recalcar que las externalizaciones de servicios en la DGT se están realizando en un organismo autónomo que está estrechamente ligado al sector de la automoción, el cual representa alrededor de un 10% de la totalidad del PIB, y en cuyo engranaje para su correcto funcionamiento orbitan trámites como las matriculaciones y otras cuestiones que se gestionan desde Tráfico, con lo que el deterioro que está sufriendo el organismo puede acarrear un freno en uno de los “motores” económicos del 

    país, todo ello en una situación en donde la inflación está golpeando duramente tanto al sector privado como al público.

    CCOO alerta además del riesgo de aumento de accidentes y muertes en la carretera por la mencionada falta de personal y las privatizaciones de servicios públicos esenciales para la seguridad vial, como los Centros de Gestión y los servicios de vigilancia desde helicópteros. Dos herramientas que se han demostrado sobradamente como pilares de la seguridad vial, y que a partir de 1989 lograron reducir en un 80% el número de personas fallecidas en accidentes de tráfico. En los ocho centros actuales se controlan más de 1.700 cámaras, 2.000 paneles informativos y 2.400 estaciones de toma de datos, además de varias zonas con carriles reversibles. Esto permite realizar advertencias y enviar asistencia en casos de accidentes. El sindicato concluye exigiendo un incremento de las plantillas para garantizar la atención y la seguridad a conductoras y conductores.